Salvar a las tortugas marinas: CryptoKitties finalmente encuentra un caso de uso real en una subasta de caridad

Posted by

CryptoKitties, el juego de blockchain donde puedes criar, personalizar y coleccionar gatos virtuales, parece estar gozando todavía de buena salud. Una vez tan popular que congestionó la red de Ethereum, el interés cada vez menor los ha impulsado a adoptar una forma más holística para hacer que la gente gaste dinero en tokens graciosos, pero aparentemente inútiles.

CryptoKitties Tortugas Marinas

Ahora presentan a “Honu”, una edición especial de CryptoKitty cuyo nombre significa “tortuga” en hawaiano. Él (o ella) está certificado para existir inmutablemente en la cadena de bloques de Ethereum y posee la extraña, pero atractiva belleza de sus parientes.

Al igual que los demás criptogatitos, Honu está a la venta, y asociaciones recientes formadas entre CryptoKitties y grupos de conservación de la vida silvestre significan que todos los ingresos producto de las ventas serán destinados para la ayudar a las tortugas marinas en peligro de extinción en Antigua, Barbuda y las Islas Vírgenes Británicas.

Las características de cada Kitty están determinadas por un elegante algoritmo probabilístico basado en genética básica. También se les anima a reproducirse, lo que significa que las características como el color de los ojos y el pelaje se seleccionan mediante rasgos subyacentes transmitidos a través de “antepasados”.

El resultado final es un pequeño y colorido criptominino que es completamente único y que, además, no es posible destruir, nunca.

El valor de cada uno de estos gatos digitales depende del ojo de quien los mire. Aquellos que encuentran en la ingeniería genética un pasatiempo interesante pueden lograr con ellos raras combinaciones que luego resultan ser muy buscadas.

La individualidad de estos animalitos, unida a una fiebre de coleccionista, produjo la promocionada venta de uno de ellos por US$ 140.000 en subasta. Mongabay informa que se han intercambiado más de US$ 20 millones de estas cosas hasta el momento.

Si le interesa quedarse con Honu, y ayudar así a prevenir la extinción de las tortugas marinas, le conviene saber que tendrá que pujar por encima de los US$ 25.000, pues en esa cifra se encuentra la oferta más alta registrada por ahora.

Desde su lanzamiento en diciembre pasado, el tráfico general relacionado con CryptoKitties se ha reducido significativamente. Durante un fuerte descenso de seis meses, la actividad del mercado se redujo en un 98,4 por ciento.

La plataforma de análisis de aplicaciones descentralizadas, DappRadar, actualmente clasifica a CryptoKitties como la sexta más popular en la plataforma de Ethereum. A pesar de que todavía son el juego número uno en la cadena de bloques, sólo 160 ETH se intercambiaron en la última semana. En diciembre, Kitties individuales se vendían por el doble.

El auge, caída y eventual cambio de marca por el de defensor de la vida silvestre podría ser indicativo del futuro reservado para otras aplicaciones de este estilo. Mientras tanto, tendremos que esperar y ver si nuestro pequeño amigo Honu es suficiente para revitalizar el interés en el nicho de los curiosos gatos digitales coleccionables.

Si se logra salvar a las tortugas en el proceso, toda esa locura de los CryptoKitties habrá valido la pena.

2017-05-01
 
Anuncios