¿ICO o proyecto? Cómo leer el roadmap de una startup Blockchain

Posted by

Desde la aparición de la tecnología blockchain y el aumento en la frecuencia de las ofertas iniciales de monedas (ICO), se ha vuelto pertinente para los inversores explorar cuidadosamente las oportunidades que estas nuevas empresas proponen.

Como leer un roadmap de una ICO

Una ICO en general, es un evento planificado por una compañía emergente o incipiente, relacionada al sector criptos/blockchain para recoger fondos ofreciendo parte de sus activos digitales no oficiales (participaciones o tokens) a entusiastas de blockchain e inversores a cambio de otras criptomonedas o dinero fiat, con la finalidad de financiar el arranque del proyecto, o una etapa específica del mismo.

Si bien el propósito de las ICO es generalmente conseguir capital de inicio para que la compañía de sus primeros pasos, se requiere de una cantidad sustancial de investigación y habilidades técnicas antes de llevarlas a la práctica. Las ICO son una mezcla entre una donación y una inversión.

Si bien hay startups genuinas con prospectos sobresalientes que prometen retornos legítimos a las inversiones, el éxito generalmente depende del equipo técnico y de desarrollo detrás de la idea. De vez en cuando, figuras sociales destacadas y notables respaldan la propuesta de ciertos proyectos, lo que a su vez envía un mensaje tranquilizador a los inversores.

Una oferta inicial de monedas (ICO – Initial Coin Offering) no debe confundirse con el proyecto en sí mismo, ya que es sólo uno de los medios más recurrentes de las startups de blockchain para construir un fondo de inicio.

De modo que términos como “el whitepaper de una ICO”, “roadmap de la ICO” son inadecuados, aunque su uso es frecuente. Debido a esta “dilución de términos” también se observan elementos correspondientes a un proyecto aplicados a una ICO, cuando deberían estar claramente diferenciados.

Una oferta inicial de monedas generalmente incluye:

  • Capitalización: cuánto se pretende recaudar.
  • Un lapso de preventa de tokens (no en todos los casos)
  • La venta propiamente de los tokens. La diferencia entre ambos usualmente son las cantidades y el precio al cual son ofrecidos los mismos.
  • Eventos de distribución especiales, como airdrops, que persiguen hacer conocer el proyecto y captar la atención de entusiastas, inversores y los medios.

Los demás elementos que con bastante frecuencia vemos mencionados como parte de una ICO, y que corresponden, como se dijo antes, al proyecto para el cual se efectúa la oferta de monedas, son:

  • El whitepaper (documento técnico), que explica los problemas, la solución, las características notables del proyecto y las perspectivas para los inversores.
  • El Roadmap, u hoja de ruta, que muestra los hitos que debe cumplir la organización para alcanzar la solución propuesta y otras metas. Puede ser parte del whitepaper o no.
  • El equipo detrás del proyecto, que son quienes también llevan adelante la ICO.

Todo comienza con un buen whitepaper

El whitepaper es un documento que establece, entre otras cosas, la tecnología detrás de un proyecto de blockchain, tendrá una descripción detallada de la arquitectura del sistema y la interacción con los usuarios. También ofrecerá detalles técnicos, uso de los tokens, presentará al equipo del proyecto, asesores involucrados, y enlaces a sus proyectos anteriores, si los hubiere.

Un buen whitepaper debe ser fluido, específico y cubrir todas las bases posibles, pues la mayoría de los inversores lo analizarán antes de poner su dinero en la empresa. Algunos proyectos incluso escriben un documento técnico secundario si las especificaciones de los detalles no se pueden acomodar en el primero.

La idea es responder todas las preguntas que puedan tener en mente los financistas y convencerlos de que invertir en la startup es la decisión correcta.

ICO-Whitepaper

Aunque no existen lineamientos estándar, o mejores prácticas, sobre cómo elaborar un whitepaper para un proyecto blockchain, estas serían las partes esenciales que debería contener el documento:

1- Problema. Cada empresa o proyecto comienza con un problema, explicando qué es lo que se pretende resolver o qué necesidad satisfacer empleando la cadena de bloques u otra tecnología.

2- Solución y producto. En esta sección se describe cómo se abordará y resolverá el problema, las fases o etapas para llegar a ello. Es donde se vende el proyecto en sí, el producto, la app, sistema, red que resolverá el problema. Se mencionan las especificaciones técnicas del producto que se está lanzando, la infraestructura detrás de él y también el desarrollo proyectado (roadmap). Aquí deberá responder la mayoría de las preguntas comunes que el inversor podría hacer.

Esta es una sección muy importante del documento. Es equivalente a la presentación al mundo de la startup. Una ventaja es disponer de un prototipo del producto, de esta forma los inversionistas comprenderán completamente la idea que intenta transmitir y les ayudará a comprender mejor su solución si pueden probarla anticipadamente.

3- Implementación del token (cómo funciona el token con el producto, económica y técnicamente). Si es un token, o un par complementario de ellos, el algoritmo de consenso de la red, si se puede minar, cómo se espera que se revalorice con el tiempo y otros detalles de interés.

4- El equipo. Esta es la segunda parte más importante del whitepaper. Se debe presentar a las caras detrás de este proyecto. Un equipo de alto valor con mucha experiencia definitivamente atraerá a muchos inversores potenciales. Si algunos de los miembros del equipo han trabajado juntos en un proyecto exitoso anterior la actual iniciativa tendrá mayores posibilidades de asegurar una gran cantidad de inversores iniciales.

5- Despliegue del Token y el plan. Se delinea cuál será la proporción de los tokens a distribuir, cuántos van a la compañía, cuántos a la venta, o si se recomprarán algunos para su quema.

Como leer un roadmap de una ICO 2

El Roadmap: cómo analizarlo

Este es uno de esos aspectos detallados de un proyecto de blockchain que nos da una visual clara de cómo progresará su desarrollo y cuáles serán los hitos mensurables que se registrarán como éxitos durante el proceso.

Sin una hoja de ruta el proyecto no tiene ninguna dirección y la confianza que pueda generar es mínima. Por otro lado, aunque es positivo conocer hacia dónde se encamina un proyecto, es necesario ver el panorama en su conjunto.

Una startup puede ser lo suficientemente simplista como para lograr su primera fase de desarrollo en muy poco tiempo y eso es todo. Sin embargo, esto no es excusa para que el proyecto no esboce los indicadores específicos que demostrarán a sus inversores que todo lo que prometieron está dentro del cronograma.

Cuando se utiliza un análisis especulativo sobre un activo criptográfico, las personas a menudo se refieren a los hitos anteriores logrados y cuando sucederá el próximo. Por ejemplo, si está a punto de producirse un desarrollo importante, como una actualización de la plataforma que generará nuevas funciones y mejoraría el rendimiento de la misma, notaríamos un aumento en el precio de dicho activo.

En esencia, la hoja de ruta y su contenido proveen una forma de ayudar a los inversores a saber cuándo participar más en el proyecto y también cuándo mantenerse al margen.

Para analizar un roadmap, son necesarias dos cosas:

1- Una comprensión clara de lo que trata el proyecto

Recuerde, invertir en criptomonedas es muy complicado, ya que el mercado es altamente especulativo.

Lo que puede hacer es tomar las especulaciones y agregarlas a un guión gráfico para su posterior análisis, y asegurarse de comprender cómo todo eso se ajusta al objetivo central de la plataforma en cuestión. Cada caso es distinto, por lo tanto, es importante hacer coincidir la realidad de la puesta en marcha con el viaje programado de la startup en su ruta de desarrollo.

2- Un análisis DAFO del proyecto

El análisis DAFO se trata de observar la debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que posiblemente podrían influir en el resultado final, y puede ayudar a decir mucho sobre cómo los desarrolladores planean superar los obstáculos que se presenten y alcanzar los objetivos establecidos. Porque, no hay dudas, habrá obstáculos, y generalmente no se los ve al inicio del proceso de planificación.

Durante el desarrollo del proyecto, el equipo debe asegurarse de que se someta a un serio escrutinio antes de comprometerse con los fondos de los inversores. La transparencia genera confianza, y la confianza se traduce en inversión.

Una hoja de ruta debe estar bien estructurada, ser clara y esquemática, indicando los objetivos trimestrales, las versiones alfa, beta y zeta de su plataforma y una perspectiva global para el producto.

Si, por lo general, se trata de descentralización, las nuevas compañías deben ser innovadoras, ágiles y con una visión tan amplia como Internet, pero creíbles, con proyectos realizables en el tiempo estimado, que ofrezcan un buen retorno de inversión. Después de todo, en los cambios de paradigma también hay espacio para los negocios.

2017-05-01
 
Anuncios