¿Enfermedad o exageración? Adicción a criptomonedas es tratada en un hospital escocés

Posted by

Recientemente, han salido a la luz historias increíbles de personas que venden todo para dedicarse al negocio de las criptomonedas. Desde aquellos que venden sus casas, gastan sus ahorros universitarios hasta el peculiar caso del hombre que vive en su carro sólo para gastar el salario de sus dos empleos en monedas digitales. Por ello, algunos expertos han empezado a considerar la especulación con activos digitales como un problema médico.

Adictos a las Criptomonedas

En Escocia, el centro de tratamientos de adicciones Castle Craig Hospital, hace poco inició un programa dedicado a tratar la “adicción a las criptomonedas”, utilizando las mismas técnicas empleadas para tratar a los pacientes ludopáticos (adictos al juego y las apuestas).

Christopher Burn, coordinador y terapeuta del hospital, asegura que “el mercado de criptomonedas, fluctuante y de alto riesgo, atrae al jugador problemático. Proporciona emoción y un escape de la realidad. Bitcoin, por ejemplo, ha sido objeto de fuertes intercambios y se han registrado enormes ganancias y pérdidas. Es una situación clásica de burbuja”.

Está claro que las transacciones con criptomonedas pueden conllevar un alto riesgo, y que en un abrir y cerrar de ojos se pueda pasar de tener una fortuna a quedarse sin nada. Eso puede explicar los primeros ejemplos dados sobre las personas que perdieron sus casas o gastaron sus ahorros en activos digitales, pero ¿se pude considerar como una adicción?

Según la OMS, una adicción es una enfermedad que crea una dependencia, necesidad o deseo compulsivo de consumir ciertas sustancias o realizar alguna actividad.

El gran problema con los que sufren esta patología es que cuando intentan dejar su adicción se encuentran con el “síndrome de abstinencia”, que son varios síntomas molestos que se presentan por no consumir/realizar la actividad a la que están acostumbrados. Las adicciones más conocidas son a las drogas, el alcohol y, en menor grado, a las apuestas y juegos de azar.

En ese último grupo es donde clasifican a los obsesionados con las criptomonedas; esas personas que se abstraen de la realidad para concentrarse únicamente en las fluctuaciones del mercado. Aquellos que, pierdan o ganen, siempre terminan haciendo lo mismo: invirtiendo de nuevo en las monedas digitales.

Otro terapeuta escocés, Tony Marini, afirma que efectivamente el “trading” con criptomonedas puede degenerar en una adicción. Marini habla por experiencia personal, ya que el fue adicto a la cocaína y a los juegos de azar.

“Después de haberlo superado, mi experiencia con la adicción me da una visión de empatía hacia otras personas que tienen el mismo problema. Veo el comercio de criptomonedas como una forma para que las personas escapen de sí mismas, a otro mundo, porque no les gusta el mundo en el que están”, declaró.

Aunque el centro médico escocés ya trata a los obsesionados por las criptomonedas como pacientes patológicos, aún ninguna institución internacional (como la OMS) ha declarado oficialmente la pasión por las monedas digitales como una enfermedad.

Sin embargo, las fuertes similitudes que pueden llegar a tener los apostadores con los fanáticos a los activos digitales, dejan la puerta abierta para que cada vez más centros de salud emulen el programa del Castle Craig Hospital.

Entonces, la gran pregunta es: “trading” con criptomonedas, ¿enfermedad o simple exageración?

Fuente: news.bitcoin.com